El port de la Selva - Alrededores

Rocas desnudas, escasa vegetación, terrazas amontonadas, algunos pinos y olivos, calles polvorosas, casas blancas, mar azúl, barcos pesqueros, redes en la playa: Port de la Selva en julio. Estando siempre en la sombra de Cadaqués, que representa glamour y prestigio de la Costa Brava, Port de la Selva, al otro lado del parque natural Cap de Creus, contrasta a esta imágen por haber conservado su carácter de pequeño pueblo de pesqueros. A pesar del turismo, que comenzó a penetrar en la región a partir de los años 60, un día a finales de julio, a las 10 de la mañana, todavía no hay nadie en las calles. La pequeña playa casi está vacía. El agua en el puerto brilla cristalina en el sol....