All posts filed under: Viajar

Costa Brava – Loco por el mar

Saltando de una bahía a otra en el mar de la Costa Brava La preciosa Costa Brava se extiende del norte de Barcelona hasta la frontera francesa. Se alarga de las estribaciones de los Pirineos cerca de Portbou hasta la desembocadura del río Tordera cerca de Blanes. El paisaje costero muy accidentado con playas escondidas se encuentra aquí con el profundo azul del Mar Mediterráneo que es accesible por pequeños puertos encantadores. Con vista al mar Un viaje en barco en la Costa Brava sorprende con impresionantes vistas de un hermoso paisaje que se puede descubrir particularmente bien desde el agua. Los pequeños pueblos pesqueros como Cadaqués, Port de la Selva, Tamariu o Calella de Palafrugell convencen con un encanto muy especial desde el mar. Pequeñas playas de arena fina interrumpidas por abruptos acantilados y curiosas formaciones rocosas enmarcadas de pinos aromáticos, alcornoques extravagantes y acacias esbeltos – uno no puede evitar sucumbir a la belleza de esta zona pintoresca.   Una recomendación especial Sin embargo, la costa nororiental de la Costa Brava sigue siendo un truco …

Mar y rocas

El Cap de Creus: un paraíso para solitarios, excursionistas y buceadores

Acantilados, Mediterráneo y tramuntana Cap de Creus – Ahí donde se cruzan los Pirineos con el Mediterráneo, en la parte este de la Península Ibérica, es donde se encuentran las esculturas y formas rocosas más imponentes, donde no deja de azotar la tramuntana y donde brillan las olas del mar. De momento, todo está muy tranquilo. Sólo destaca una suave brisa. La tramuntana deja de soplar un poco para coger aire para su próximo ataque.

Flores rojas

Pueblos románticos – La vida en el campo

El encanto de la vida en el campo Nos encanta la primavera en los pueblos del Empordà. Después de la lluvia la naturaleza se ha puesto su vestido más hermoso. Durante el invierno casi habíamos olvidado la fuerza dionisíaca de los colores y olores de la primavera: flores de naranja llenan el aire con su aroma seductora, las rosas brillan en blanco, rosa y rojo. Del mismo color, los campos de ababa entre prados verdes, verdes, verdes, encuadrados por miles de otros flores. Desgraciadamente, esa magnificencia palidecerá pronto. Los primeros prados y campos ya han sido segados. El caliente viento del Sur lleva las semillas del álamo.