Ciudad, Costa Brava
Leave a comment

Roses – Cala Montjoi

El viste es espectacular.

El camino de ronda transcurre por una estrecha senda cerca del agua entre la Almadrava en Roses y la cala Montjoi, a caballo entre acantilados, rocas escarpadas, vegetación de vegetación de pinadas y arbustos típicamente mediterráneos. Es una ruta ideal para refrescarse en cualquier cala o playa, dándose un chapuzón durante la época de verano. Es una caminata fascinante o también un paseo en coche o en bici, hay una calle terriza directamente hasta la Punta Falconera. Además hay vistas fantásticas a las rocas y al mar.

La campina es muy bonita.

La estrecha senda se inicia desde la última casa de la calle Gauguin de la Almadrava, lugar donde también empieza el Parc Natural del Cap de Creus. Aproximadamente a 1 km del inicio se llega a la punta Falconera, que recibe su nombre por la presencia hace unos años de halcones. Esta punta fue ocupada por militares hasta principio de los años noventa por su interés como enclave estratégico con dominio visual de la bahía de Roses. Fruto de este uso, hay toda una red subterránea de galerías y pasadizos que afloran a la superficie a través de búnquers, en los cuales se pueden ver las salas de las baterías de tiro y las aberturas por donde sobresalían los cañones.

El viste del mar.

Pasada la punta Falconera, el camino sube y baja en función del relieve abrupto, pasando por entre pinadas, acantilados y diversas calas de identidad contrastada. La primera es cala Lladó. De su cantera, aún visible, se extraía mármol que se transportaba a Roses por mar. Aún se puede ver el embarcadero y la rampa por donde se bajaba la piedra.Pasando por el Cap Trencat, que recibe el nombre gracias a la fragmentación de rocas que han ido desprendiéndose y cayendo al agua, llegamos a cala Murtra (considerada nudista), que recibe el nombre de la vegetación de mirto predominante en el paraje. Atravesando el Cap Blanc llegaremos a Cala Rosetella. Delante de este tramo de costa hay numerosas rocas sumergidas a escasos metros de la superficie del agua llamadas baos. Han sido causa, de abarrancamientos y hundimientos de barcos comerciales y de recreo, hoy un atractivo para los submarinistas.

La naturaleza espectacular.

Finalmente, el camino llega a la playa de Cala Montjoi, que se hizo internacionalmente conocido por el restaurante gourmet El Bulli. El restaurante de fama mundial está acutalmente cerrado y será reconstruido. Se volverá a abrir en 2014 con un concepto nuevo. El camino serpentea por la costa, para aquellos que desean seguir disfrutando del paisaje. En la bahía se puede encontrarse con amigos, que hacen este paseo con el coche. Se tarda aprox. 5 horas para ida y vuelta. La caminata tiene una dificultad media.
Atracciónes en el camino: estrecha senda histórica, Almadrava, Punta Falconera, búnker, Cala Lladó, Cala Murtra, Cala Rostella, Cap Trencat, Cap Blanc, El Calis, Cala Montjoi, Mas de Montjoi de Baix, Mas de Montjoi de Dalt, acantilados, Cap Norfeu.

El viste es espectacular.

Hannah Schraven
Hannah Schraven

Latest posts by Hannah Schraven (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *