Cataluña, Costa Brava, Historia, Pueblos
Leave a comment

Viaje a través del tiempo – Pals

Pueblos medievales de Cataluña

Cataluña es famosa para muchas cosas: vistas hermosas que recuerdan la región de Toscana, la costa impresionante con sus rocas empinadas, el mar infinito … y también por su gran número de lugares adorables que encantan con su historia.

Pueblo medieval - Pals

Lugares ocultos en el pueblo medieval

Idilio medieval

Pals – un pequeño pueblo con una población de 2500 habitantes – forma parte de los 10 pueblos más bonitos de Cataluña. Después de visitarlo en una tarde soleada, yo entiendo porque.

          

El pueblo, situado en la cima de una colina, tiene su nombre de la palabra latina «palus», la marisma en español, y estaba – como indica su nombre – rodeado de lagos y ciénagas en los viejos tiempos. Hoy en día, Pals se encuentra entre árboles y arrozales – en los que se produce el arroz utilizado para la paella.
Dejamos el coche en la entrada de la ciudad porque sólo está permitido pisar el centro tranquilo a pie – comprensible con todas las callejas accidentadas y estrechas.

Viaje a través del tiempo en el pueblo catalán

¡Un pueblo muy especial!

Después de unos pasos llegamos a los portones del sitio y inmediatamente nos sentimos como en otra época. Quien está buscando un toque de la modernidad aquí, se equivoca de ciudad. Todo el pueblo sigue siendo en su medieval estructura fundamental – gracias a una restauración impecable. Casi se oye el sonajero de los cascos de caballo en el adoquín desigual de los pequeños callejones – los pensamientos van al pasado … ¿Puedes imaginar como era la vida en el pueblo medieval hace tanto tiempo?

El símbolo del pueblo medieval

Nos dirigimos en adelante a lo largo de los viejos muros de piedra en que la hiedra se dispara pintorescamente y llegamos al símbolo de la localidad. El Torre de les Hores – un torre alto al estilo románico – se presenta majestuosamente en la cima del collado y marca los lineamentos del pueblo.
Si sigues caminando, llegas a una pequeña plaza con plataforma de observación que ofrece una vista magnífica del entorno hermoso incluyendo el profundo mar azul. En los días de buen tiempo la vista desciende hasta las islas Medes.

Idilio verde en Pals

Después de admirar la vista panorámica suficientemente – Espera, ¿Es esto siquiera posible? – seguimos a caminar por la escalera de piedra volviendo al centro del pueblo medieval. Si necesitas un refrigerio, aquí tienes una selección buena – considerando que Pals tiene nada más que 3000 habitantes. Desde cafés bonitos hasta pequeños restaurantes… ¡Aquí nadie muere de hambre!

Una cosa está clara después de este pequeño viaje en el tiempo: ¡Estamos ansiosas por ver lo que tienen que ofrecer los otros nueve pueblos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *