Costa Brava
Leave a comment

Las Gavarras

La naturaleza es espectacular.

La ruta que les proponemos a continuación empieza en La Bisbal d’Empordà, importante centro alfarero. En el conocido barrio de l’Aigüeta, se puede encontrar una gran oferta comercial en torno a la cerámica. Salimos de La Bisbal en dirección a Girona y seguimos las indicaciones hacia Cruïlles por la carretera GI-664.

Las Gavarras.

Recomendamos la visita al pueblo de Cruïlles . Cruïlles conserva, como último vestigio del castillo original, una torre románica cilíndrica que, curiosamente, está coronada por un olivo. El perfil del núcleo también está dominado por el campanario de la iglesia parroquial de Santa Eulàlia. Cabe destacar igualmente el monasterio benedictino de Sant Miquel de Cruïlles, de estilo románico y de gran interés cultural y patrimonial, situado aproximadamente a un kilómetro del núcleo de Cruïlles.

La inglesa del pueblo.

Continuamos la ruta por la misma carretera GI-664 hasta llegar a Sant Sadurní de l’Heura . La iglesia es un edificio del siglo XVIII. Del antiguo castillo no se ha conservado nada, aunque es probable que el campanario viejo de la iglesia (una torre románica cuadrada) formara parte de sus defensas.

El cielo espectacular.

Una propuesta alternativa a la ruta recomendada y que se puede llevar a cabo desde Sant Sadurní de l’Heura es seguir por la misma carretera GI-664 hasta Santa Pellaia. La carretera se transforma en una carretera estrecha y de curvas durante unos 12 km. Una vez llegados a Santa Pellaia se puede mvisitar la ermita (s. XIII) y disfrutar de una espléndida vista panorámica del macizo de Les Gavarres y de la planicie del Empordà. Una vez realizada la visita, volvemos atrás por la misma carretera.

Las Gavarras.

La ruta vuelve a La Bisbal y continúa por la carretera GI-660 en dirección a Calonge. Se trata de una pequeña carretera con curvas que atraviesa el Macizo de Les Gavarres de norte a sur. Este macizo representa una de las mejores muestras de bosques de alcornoques y de pinos del país. A estos importantes valores biológicos hay que añadir la riqueza del patrimonio arqueológico y arquitectónico, basada en gran parte en las construcciones derivadas de las antiguas actividades tradicionales y de la vida en el macizo: pozos de hielo, hornos de calcio y de vidrio, dólmenes, molinos de harina, fuentes, cabañas de los carboneros… (puntos que hay que visitar a pie o en bicicleta).

En el pueblo.

Una vez pasado el Coll de la Ganga, que está en lo más alto de la carretera que lleva su mismo nombre, descenderemos hasta llegar al pueblo de Calonge . Su núcleo histórico, de tipología medieval, está presidido por las torres del castillo y el campanario de la iglesia de Sant Martí (s. XVIII).Salimos de Calonge en dirección a Sant Antoni de Calonge por la carretera GI-661. Justo después de pasar por debajo del puente de la variante de Calonge (C-31) giraremos a la derecha siguiendo las indicaciones que nos llevan hasta Romanyà de la Selva por la carretera GIV-6612. Continuamos por esta carretera que sigue el valle dels Molins. Antjes de llegar a Romanyà de la Selva encontraremos el dolmen de la Cova d’en Daina, monumento megalítico (sepulcro) de dimensiones espectaculares, de fácil acceso y en un excelente estado de conservación.

Hannah Schraven

Latest posts by Hannah Schraven (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.