Ciudad, Excursion, Viajar
Leave a comment

Un fin de semana en Valencia

Ciutat de les Arts i les Ciències

Ya he escuchado mucho sobre Valencia y siempre quería visitar la “hermana pequeña de Barcelona“. Un fin de semana en junio ya era el tiempo. Allí, me encontró con dos amigas y lo pasamos fenomenal.

Llegada a Valencia

De Figueres se puede ir en tren con cambio en Barcelona muy fácilmente. Después de más o menos 5 h se llega a la Estació del Nord, Valencia. La estación de tren fue construido en 1917 por Demetrio Ribes de estilo modernista. La decoración preciosa y los ornamentos bonitos me llaman la atención. Al lado de la estación está la plaza de toros. Caminamos con dirección al centro de la ciudad, pasando casas maravillosas con torrecillas y estatuas. Relajamos con tapas y sangría en un bar típico español en una calle pequeña. Después, vamos a nuestra acomodación cerca de la estación de metro Turia. De allí, empezamos nuestro tour el viernes por la mañana.

Estació del Nord

Si tienes un buen ojo, puedes notar naranjas pequeñas como decoración en la fachada.

El paraíso de comida

Primero, visitamos el Jardín Botánico de Valencia. Allí, admiramos orquídeas, suculentos, cactáceas y agaves, todos están en plana floración. Después, caminamos en dirección al casco antiguo, por el Torre de Quart, una de las antiguas puertas de la ciudad. Llegamos al Mercado Central y nos encontramos en el paraíso de gourmet. Puesto por puesto probamos todo lo que nos ofrecen, jamón, fuet, chorizo y olivas. Fortalecidas y cargadas con jamón, cerezas, salami y cañas de crema continuamos nuestro paseo por el centro. Lo que absolutamente tienes que probar en Valencia es una horchata de chufa bien fresca y casera. La horchatería más famosa es la Horchatería Santa Catalina. La horchata, hecha de chufas, es un buen y sabroso refresco cuando hace mucho calor. Además, es muy sano. Luego hacemos un vistazo a la Catedral de Valencia, pasamos el arzobispado de Valencia, la Basílica de la Mare, la Plaza del Manises y volvemos por el Torre de Serranos a lo largo del parque de Turia a nuestro piso alquilado para hacer siesta.

Mercado Central

En el Mercado Central encuentras todo lo que necesitas para una comida rica.

Mucha fiesta

Por la tarde, deambulamos por el barrio Russafa, que está muy de moda. En el Cafecito, nuestro nuevo bar favorito valenciano, tomamos sangría casera y Agua de Valencia (cóctel de vodka, gin, cava y zumo de naranja). Muy alegres vamos en taxi al club más famoso de la ciudad, MYA, en la Ciudad de las Artes y Ciencias. Festejamos hasta la madrugada.

Sangría del Cafecito

Tomamos la mejor sangría en el bar Cafecito.

Una ciudad dentro de la ciudad

Nuestro destino el día siguiente es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un complejo de instituciones científicos y culturales, impresionando con una arquitectura extraordinaria. A la “ciudad“ pertenece un cine IMAX 3D, un museo de ciencias, el “Oceanogràfic“ (acuario más grande de Europa) y una ópera. Utilizaban vidrio y metal blanco para construir estos edificios modernos, rodeado por agua turquesa reflejando en las fachadas. Más tarde, hacemos un poco de shopping en el centro, compramos unos regalitos y disfrutamos de la noche con tapas y copas frías. Vale mucho la pena visitar Valencia. Aquí, se puede encontrar muchos lugares interesantes junto con la originalidad española, lejos del turismo masivo.

CAC con casas

Aquí, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias hacemos una pause y disfrutamos del buen tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *