Arte, Museo
Leave a comment

Dalís Muse Gala

Portrait de Gala en el museo Dalí

Musa deificada y criatura de poesía, un objeto de apetito sexual y producción artística. Es muy fácil seguir la pista de Dalí en la Costa Brava, pero en realidad, ¿quién era la mujer a su lado, que aparece en innumerables pinturas del artista y que lleva el místico nombre de Gala?

En el centro de Púbol se encuentra un castillo que parece bastante sencillo, a pesar de los elefantes de largas patas que velan los muros de piedra. Al contrario del museo Dalí en Figueres o la casa del artista en Portlligat, que seducen multitudes de turistas durante los meses de verano, este lugar está rodeado de un silencio agradable.En 1968, Dalí compró el castillo por su adorada esposa Gala. Era un lugar de intimidad para ella y era difícil romper el capullo de poder que Gala había creado durante su vida. Incluso Dalí tenía que pedir su permiso cada vez que la quería visitar en los años siguientes. ¿Quién era esa mujer con la cara sombría de un águila y los ojos oscuros, cuyos labios casi nunca fueron decoradas con una sonrisa?

El museo Dalí en Figueres

Gala, que en realidad se llamaba Jelena, nació en 1894 en Rusia – su familia era muy religiosa y pronto adoptó este rasgo de carácter. La chica enfermiza pasó su adolescencia en un sanatorio, donde conoció al poeta Paul Éluard – que iba a ser su primer marido y padre de su hija, para la cual Gala nunca se interesaba.La chica ya adoraba el arte en estos primeros años y, a pesar de que ella nunca creara una obra propia, más tarde se convertiría en el propósito de su vida.Gracias al talento poético y la atractividad de Paul, para el que la chica exótica se convertiría en una fuente inagotable de inspiración, Gala no tuvo otro objetivo que dedicar su vida al amor y al arte.

La simbiosis perfecta entre un artista y su musa, que ya se puso de manifiesto en su primer matrimonio, era característica de las relaciones de Gala – en el año 1921, se continuó con Max Ernst, siguió un complicado triángulo amoroso, y su matrimonio comenzó a romperse en pedazos. Parecía que la mujer de 27 años, quien se describía a menudo como una persona poco comunicativa y de mal humor, ya no se sentía cómoda con su papel de esposa y madre – que quería escapar del nido cómodo.En 1929, finalmente se encontró con el desconocido Dalí en Cadaqués – el carácter extravagante del artista, quien de inmediato se enamoró de la belleza áspera de Gala, se convirtió en su escapismo. Unos días más tarde, Paul emprendió el regreso a casa sin su esposa. Gala ya se vio envuelta en un nuevo romance y nunca más volvió con él.

Portrait de Gala

¿Qué fue lo que hizo Gala elegir esta nueva vida? ¿Fue porque Dalí finalmente iba a convertirla en la diosa intocable que siempre había querido ser? No sólo era la musa del artista, sino también su manager astuto, que le ayudó a convertirse en una personalidad más y más famosa. Aunque Gala es a menudo descrito como una persona fría, parecía tener un núcleo blando – cuando Dalí se enfermó, su esposa lo estaba cuidando durante mucho tiempo, hasta que ella misma murió. Hasta el día de hoy, nadie sabe dónde está enterrada – supuestamente Dalí la llevó a Púbol.

Hannah Schraven
Hannah Schraven

Latest posts by Hannah Schraven (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *