Costa Brava, Excursion
Leave a comment

Costa Brava: Punta Falconera > Cala Montjoi > Cala Joncols

Vista a lo largo de la costa de Punta Falconera de Cala Joncols

Cap de Creus – el punto más oriental de la península ibérica

Como un parque nacional el Cap de Creus ha sido protegido desde 1998, tanto en tierra como en mar. El parque tiene una superficie de aproximadamente 11.000 hectáreas terrestres, además de aproximadamente 3.000 hectáreas marinas. La región es de interés biológico y geológico y nos entusiasma con su belleza paisajística, que ninguna postal sabe reproducir. No obstante, hemos decidido fotografiar el encanto monumental y exquisito de este paisaje en cuadros. Una vez por tierra y otra vez por mar.

paisaje bonito de Punta Falconera

Punta Falconera – la parte más meridional del Cap de Creus

Punta Falconera

Hoy hemos salido con el jeep. El primer destino es Punta Falconera en el Cap de Norfeu poco después de Roses. Seguimos la pequeña carretera asfaltada y sinuosa en dirección Cala Montjoi. En la granja que parece abandonada y que tiene una torre en ruinas hacemos la primera parada. Tiempo de ensueño, cielo azul, nubes blancas en el viento, verde vivo, y flores de agave majestuosas de la altura de un árbol se eleva hasta el horizonte. El Mar Mediterráneo destella en azul oscuro debajo de nosotros. Las barcas blancas reparten con mucha espuma la cala azul de Roses. Al fondo las casas de Roses, Empuriabrava, Sant Pere Pescador y L’Escala. Las Islas Medes cerca de L’Estartit yerguen sobre las olas ensortijadas. Hoy las antiguas islas de piratas parecen estar a nuestro alcance.

Vista maravillosa de Punta Falconera a Las Islas Medes

Desde la Punta Falconera se puede observar barcas que pasan

Tomamos el camino terrizo a la derecha hasta llegar a la Punta Falconera. Aquí nos tropezamos con el camino de ronda antiguo a lo largo de la costa. En el pasado,

Árbol antiguo en el borde del camino de ronda

Los caminos de ronda a lo largo de la costa ofrecen unas vistas fantásticas al mar azul

servían para la lucha contra el contrabando y para vigilar la navegación costera. Quien quiere explorar la costa a pie, pasando por Roses, Almadrava, Punta Falconera, el búnker, Cala Lladó, Cala Murtra, Cala Rostella, Cap Trencat, Cap Blanc, El Calis, Cala Montjoi, Mas de Montjoi de Baix, Mas de Montjoi de Dalt, los acantilados y Cap Norfeu, necesitará más o menos 5 horas de ida y vuelta.

Agaves floridas en el horizonte

Agaves majestuosas se elevan hasta el cielo azul

Hoy sólo rodeamos la Punta Falconera. Aquí también agaves floridas sobresalen al cielo azul. Nuestras fotos valen más que mil palabras. Mira mismo. Tenemos un tiempo de película.

Cala Montjoi

Es por eso que pronto continuamos hacia la Cala Montjoi. En la pequeña playa ya hay muchos bañadores. El edificio de El Bulli espera su reapertura. Cinco veces fue nominado el mejor restaurante del mundo. El chef Ferran Adrià – galardonado con tres estrellas Michelin – es considerado uno de los mejores cocineros del presente. En 2011 cerró El Bulli y creó la Fundación El Bulli, un laboratorio de la cocina creativa que, según los planes, algún día se moverá de Barcelona a la Cala Montjoi.

Barcas en la Cala Montjoi

El restaurante antiguo El Bulli en la Cala Montjoi

Actualmente, Adrià enseña, entre otros, en la Universidad de Harvard, además tiene doctorados honorarios de las universidades de Barcelona, Aberdeen y Valencia, y tiene como objetivo crear una enciclopedia de la cocina – creativa, innovadora – que presenta todas las facetas de la preparación y el origen de los alimentos desde los inicios hasta la actualidad. Junto al enólogo de Dom Pérignon, Richard Geoffroy, quiere descifrar el ‘Código Champagne’. Ferran Adrià – co-fundador de la cocina molecular – siempre vale para una sorpresa. En su lugar, ¡nunca habríamos dejado el paraíso de la Cala Montjoi!

Placer de baño para jóvenes y mayores

La playa de Cala Montjoi en una ubicación tranquila

Para unos momentos es nuestra y tomamos un baño refrescante en el agua que brilla limpio y puro. Las olas suaves y frescas nos acarician. Momentos de ensueño, con vistas al infinito. Frente a nosotros, yates pequeños balancean en el horizonte. ¡Sensación de verano!

Barcas en la Cala Montjoi

El agua clara y limpia en la Cala Montjoi invita a tomar un baño

Cala Joncols

Pero nuestro destino verdadero es la última cala accesible en coche en esta parte del Cap de Creus: la Cala Jóncols. La pequeña bahía, muy popular entre los buceadores, es un idilio en el fin del mundo. También en la temporada alta no demasiados turistas se aventuran hasta detrás de las siete montañas en el mar.

Cala Joncols con hotel y chiringuito

La cala pequeña Joncols ofrece los mejores sitios de buceo del Cap de Creus

Aquí la vida submarina con corales y lechos de algas es considerada algo muy especial: salvaje, variada y protegida como reserva natural. Las rocas oscuras que están marcadas por el viento enmarcan el mar de azul intenso. Arriba en la montaña se encuentra una viña recién plantada. La ceremonia de apertura por la viña Cala Jóncols tuvo lugar el 3 de julio de 2015. Durante muchos años no había viticultura aquí, ahora se intenta reanimarla con un tipo de uva autóctona. El pequeño chiringuito Cala Jóncols invita con mecedoras creativas hechas de marcos de acero y redes de pescar a descansar en la sombra de los pinos y disfrutar de un café con leche y hielo. Hasta el 15 de septiembre todavía se pueden pedir paella, fideua, langostas o pescado fresco a la parrilla.

Bar acogedor con sillas creativas

Chiringuito Cala Joncols

Nos repantigamos en la orilla con los pies encima de la madera flotante y echamos una siesta con sueños de la infinidad y el paraíso.
Más tarde, un salto en el mar nos devuelve otra vez al hoy. No podemos sino volver a la vida diaria. ¡Si quiere olvidarse de las rutinas para un rato, recomendamos esta excursión! ¡Una experiencia inolvidable también en barco!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.