Cataluña, Costa Brava, En general, Excursion
Leave a comment

Camí de Ronda – De Sa Tuna a Sa Riera

Adonde el camino nos llevará – Camí de Ronda

Mi tío está de visita de momento y tenemos muchas ganas de caminar un poco en la costa. Por eso, hemos decidido caminar una parte del Camí de Ronda de Sa Tuna (Begur) a Sa Riera. Vamos a ver, adonde el camino nos llevará. Cuando llegamos a Sa Tuna, la lluvia nos da la bienvenida. Esperamos un ratito en el coche. Por suerte, ya para y podemos empezar con nuestra ruta, por fin.

Costa Brava - Camí de Ronda

Barcos de vela en Sa Tuna

El sendero empieza directamente en la bahía de Sa Tuna. A pesar del cielo nublado, hay mucha gente en el restaurante del puerto. La bahía pequeña impresiona con muchos barcos y casas de pescadores bonitas. Allí, ya encontraríamos una casa para pasar las vacaciones…
Después de unas fotos y tanto entusiasmo, salimos de Sa Tuna y caminamos en dirección a la próxima bahía.

Por fin: ¡El sol!

Unas escaleras de piedra bastante empinadas

Estamos sorprendidos por las formas diferentes de tantas rocas y el acantilado escarpado. De vez en cuando, una flor delicada sobresale de las piedras. El mar brilla en todos los matices de azul. Finalmente, llegamos a la Cala Aiguafreda. Aquí, hay un bar pequeño y algunos barcos pesqueros. Algunos niños están jugando en el agua. Parece que todo el mundo está esperando hasta que el tiempo se cambie. Y de verdad, de repente, el cielo se despeja y el sol aparece. Acompañada del sol, continuamos ahora con la ruta, más empinada que antes. Subimos las escaleras al Cap Sa Sal.

Camí de Ronda: Siempre unas vistas espectaculares

Un hotel muy bien situado

Aquí, encontramos un hotel y restaurante muy bonito con vistas espectaculares al mar. El paseo ahora sigue en la carretera. Pasamos villas lujosas y captamos unas vistas íntimas a los terrenos privados lujosos. En uno, hay una fiesta con música en voz alta. En otro, alguien está nadando en la piscina. Nosotros ahora también tenemos ganas de refrescarnos en el agua. Sudando seguimos andando. Entre las villas encontramos unas escaleras llevando al sendero actual a lo largo del acantilado.

En lo alto del mar Mediterráneo

Bajamos las escaleras y nos abren unas vistas impresionantes al Mar Mediterráneo. Rocas gigantes de forma rara sobresalen del agua. Aquí, hacemos una pausa pequeña y disfrutamos de la vista. Luego, encontramos un barco pesquero pequeño. La pareja enamorada a bordo obviamente se siente no observado.

La riqueza de colorido del Camí de Ronda

Unas rocas en el mar de color turquesa

Divertidos seguimos el camino. Entretanto, ya es tarde y tengo tantas ganas de bañarme en el mar. Decidimos hacer una parada en una cala rocosa salvaje. Aquí, tampoco estamos solos. Alguna gente está buceando en el agua. Antes de volver al coche, entro en el agua. Por suerte, hemos traído zapatos para el agua, porque sólo se puede ir al gua mediante unas rocas. ¡Por fin mar! ¡Qué día maravilloso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *