Author: Hannah Schraven

Port de la selva.

Port de la Selva

Rocas desnudas, escasa vegetación, terrazas amontonadas, algunos pinos y olivos, calles polvorosas, casas blancas, mar azúl, barcos pesqueros, redes en la playa: Port de la Selva en junio. Estando siempre en la sombra de Cadaqués, que representa glamour y prestigio de la Costa Brava, Port de la Selva, al otro lado del parque natural Cap de Creus, contrasta a esta imágen por haber conservado su carácter de pequeño pueblo de pesqueros.

Museo Dalí en Figueres.

Surrealisme Dalí

En 1969, Salvador Dalí se enamoró de la romántica ruina del castillo Púbol en La Pera y la compró para convertirla en un palacio surrealista que regalaría a su musa Gala. Quería que el edificio conservase su encanto mórbido y el jardín, al cual añadió una serie de creaturas fantásticas y rincones misteriosos, su caracter salvaje. También diseñó él mismos los interiores, que sorprenden con trucos arquitectónicos, texturas barocas y un simbolismo romántico. En la actualidad, la propiedad surrealista está abierto al público.

La vista espectacular.

Playas y calas – Begur – Sant Antoni de Calonge

El itinerario que les proponemos se inicia en el municipio de Begur, cuyo núcleo antiguo se encuentra situado en lo alto de una montaña, presidido por los restos de un antiguo castillo (s. XI). Fue concebido como una torre de vigilancia durante la Edad Media. El panorama que puede observarse desde este punto es absolutamente excepcional, tanto de la planicie del Empordà como del Mediterráneo.

La vista de Pirineos.

Roadtrip Pyrenäen

De repente, te sientes muy, muy pequeño. Amplitud sin fin se extiende delante de ti como un mapa, las sombras de las nubes por encima de ti se mueven en la pradera como mirlos. Es todo una enorme pintura, salpicado con árboles y ganado, el aire es tan fresco, que casi no se atreve respirarlo. La libertad es una palabra resbaladiza, que se escapa de los dedos tan pronto como se trata de atraparlo. Una pluma bailando en el cielo de los deseos, por así decirlo – cada persona está en busca de ella, pero nadie sabe dónde se esconde.Incluso si no eres un amante de la montaña y normalmente prefieres la costa rocosa y el mar sin límites, este lugar va a hacer que tu corazón late más rápido.

En el parc natural de Aiguamolls.

Parc natural de Aiguamolls

Anímate a conocer los espacios naturales de España de una manera singular y respetuosa con el territorio. En concreto, te proponemos descubrir aquellos acreditados con la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS) amparada por la Comisión Europea. Se trata de áreas naturales en las que encontrarás varias empresas que desarrollan actividades turísticas comprometidas con la protección del medio ambiente.

Arte

Temps de flors en Gerona

Una sinfonía floral: A pesar de que el cielo amenaza precipitaciones, y que ya han caído las primeras gotas durante las primeras horas de la mañana, las calles del Barril Vell de Girona están repletas de gente y turistas.La exposición presenta un total de 116 espacios con montajes florales, diez menos que el año pasado. De estos 116 espacios, 82 son patios, 27 espacios florales y siete jardines y parajes naturales.

La naturaleza es espectacular.

Las Gavarras

La ruta que les proponemos a continuación empieza en La Bisbal d’Empordà, importante centro alfarero. En el conocido barrio de l’Aigüeta, se puede encontrar una gran oferta comercial en torno a la cerámica. Salimos de La Bisbal en dirección a Girona y seguimos las indicaciones hacia Cruïlles por la carretera GI-664.

Pescado fresco.

Mercado de pescado en Roses

A las 17 horas en el puerto pesquero de Roses: Ya han vuelto los primeros barcos pesqueros y se despliega una gran actividad entre los trabajadores y pesqueros. El sol sigue ardiendo en el cielo, así que los que descargan la captura de este día, cubierta con hielo, tienen que darse prisa. Rápidamente se llevan los carros con el pescado al edificio donde tiene lugar la subasta.

La inglesa de Girona.

Girona

La catedral de Girona, una obra de arte gótica, deja maravillado a cualquiera desde lejos. Pero Girona tiene mucho más que ofrecer además de los 23 metros de la nave gótica más ancha jamás construida. Justo en la entrada del casco histórico, al inicio de la calle Calderers donde en tiempo remoto había un portal de la ciudad, vemos una columna con una leona: “La Lleona”. Al lado, escalones de metal. Antiguamente, la leona estaba en la fachada de un hostal, junto al portal. Cuentan que todo aquel que tuviera intención de volver a la ciudad, tenía que subir la columna y besar la leona. Hoy en día, se expone una copia del animal original del siglo XII que descansa en el Museo de Arte. Los escalones facilitan el beso a la leona. Hay un dicho que reza así: “No se puede ser un buen ciudadano gerundense si haber besado el culo de la leona. “

El parc natural del Aiguamolls.

En maletas empacadas…

De la niebla densa en la madrugada, que anuncia el otoño se acerca, poco a poco matices diferentes de color asoman – matices de marrón cálidos y terrosos, un turquesa brilliante y llamativo y un amarillo luminoso. La niebla puede cubrir todo, aparte de la llamada inconfundible de nuestras aves más coloridas: estas son abejarucos. Yo ya las había oído y también sé que están aquí, porque las he acompañado, observado y fotografiado durante la primavera.